facebook  Twiter  GooglePlus In Youtube

Recubrimiento natural conserva la carne de pescado por más tiempo

Vida Util Colombia

Extractos de propóleo ayudan a conservar la carne de pescado, evitando que microorganismos y procesos naturales deterioren el producto, lo que contribuirá a que los pescadores de la Orinoquia comercialicen por más tiempo su mercancía. Con la inmersión en este producto natural que producen las abejas en la colmena para defenderse de agentes externos del medio, la carne de pescado podrá conservarse hasta por 12 días en temperatura ambiente, cuando en condiciones normales alcanza a mantenerse solamente cuatro.

David Piedrahita Márquez, magíster en Ciencia y Tecnología de Alimentos, de la Universidad Nacional de Colombia (U.N.), explica que en su estudio utilizó propóleo proveniente de colmenas de Santander. Este compuesto tiene moléculas flavonoides, las cuales presentan actividad biológica beneficiosa para el cuerpo contrarrestando los radicales libres, sustancias que libera el organismo en sus diversos procesos metabólicos dañando las paredes de las células y los tejidos.
En su estudio, el investigador descubrió que los extractos naturales obtenidos en las colmenas de este departamento tienen mayores contenidos de bioactivos que otras muestras presentes en el trópico, como los propóleos brasileños, que son los más conocidos y estudiados.
“El propóleo, por medio de dichos flavonoides, evita la oxidación y contrarresta la acción de las bacterias que afectan la calidad de los alimentos, proporcionándoles las condiciones para ser almacenados por mayor tiempo sin perder su textura ni su color”, agrega el investigador.

Películas comestibles
Para conservar el producto, se encapsula el propóleo en un material degradable o biopolímero, que contribuye tanto a contrarrestar microorganismos que pueden tanto tener una incidencia negativa en procesos degenerativos en el organismo como a desacelerar la deshidratación.
El compuesto se aplicó a las películas comestibles de matrices cárnicas acuícolas como cachama, tilapia y bocachico. “Con esto se demostró que los flavonoides del propóleo protegen el organismo y que, gracias al encapsulamiento, la carne de pescado conservó sus características naturales y su sabor”, añadió el experto.

Propóleo de Santander

El investigador de la U.N. cuenta que los exudados _ sustancias vegetales _ que obtienen las abejas en Colombia tienen una particularidad que poco se encuentra en el mundo.
Por ser una zona tropical con alta variedad de plantas, el propóleo que proviene del Santander permite que las abejas puedan extraer diversos “jugos” que crean ese elemento que ayuda a la preservación de la carne de pescado.
Para los próximos dos años, manifestó el experto de la U.N., se buscará conocer más sobre el origen geográfico de los propóleos y así poder aplicar el recubrimiento de productos tanto a carnes de ganado como a quesos y verduras, para que así la conservación de los alimentos contribuya al bienestar alimentario del país.

Suscribase Newsletter semanal inocuidad

ING  

    PAN 

Nuevos Productos

 

Sartorius logo
doehler logo
|